Deuda pública, un problema global: Experiencias internacionales y la situación de Puerto Rico

Date: 
30 Marzo, 2016
Time: 
09.00 - 17.00
Location: 
San Juan, Puerto Rico
Tipo de evento: 
El seminario "Deuda pública, un problema global: Experiencias internacionales y la situación de Puerto Rico" tendrá lugar el 30 de Marzo 2016 en San Juan, Puerto Rico en el Hotel Verdanza

Las crisis de deuda pública se están extendiendo por todo el mundo y afectan tanto a los gobiernos locales como a los nacionales. En América Latina, la caída de los precios del petróleo disminuye la capacidad de Venezuela para pagar sus deudas e invertir en bienes públicos. En Estados Unidos, las lecciones aprendidas de Detroit y Flint son claras. Un autoritario gobernador usurpó la democracia local para imponer la austeridad y las consecuencias mortales de obligar a los residentes de Flint a beber agua contaminada. Los derechos humanos fueron sacrificados por la consolidación fiscal.

Los impactos de una crisis de deuda interna que no se pueda controlar, son catastróficas: recortes presupuestarios, privatizaciones, desempleo, así como la profundización de la dependencia de las instituciones financieras internacionales tales como el FMI y el Banco Mundial. Es fundamental destacar que en muchos casos las deudas públicas se generan de forma ilegítima, y son alimentadas por intereses artificiales, incluidos los procedentes de dichas instituciones, que contribuyen a mantener la dependencia de los países. Por otro lado, en muchas ocasiones, la deuda pública se debe a la corrupción, recortes de impuestos para los ricos y a los sistemas de impuestos injustos. Por lo tanto, es importante saber cuál es el origen de la deuda pública, con el fin de saber qué hacer ante ella.

Más recientemente, se puede observar el caso de Grecia, respecto del cual la Unidad de Investigación de la Internacional de Servicios Públicos encontró que:

“El impacto de las medidas de austeridad en la economía y la sociedad griega ha sido devastador. Hay poca evidencia de que la ‘troika’ se haya dado cuenta de la insuficiencia de sus medidas, aunque el FMI, en un informe publicado en mayo de 2013, indicó que hubo alguna consideración de cómo las políticas de austeridad han sido dañinas, pero no lo suficiente para cambiarse las condiciones del préstamo. Grecia todavía está siendo presionada a aumentar aún más la ‘flexibilidad’ de su mercado de trabajo con el fin de hacerlo más competitivo. El consumo y el gasto público siguen cayendo y la deuda pública ha aumentado. Mientras tanto, los costos sociales de la austeridad están afectando a toda la sociedad griega. Los jóvenes están abandonando el país o desempleados, lo que reduce el potencial de crecimiento económico en el futuro.”

Hoy, Puerto Rico se sitúa en el borde del default. Wall Street exige austeridad, pero la historia reciente demuestra que las recetas neoliberales para resolver las crisis fiscales y de deuda prometen solamente más sufrimiento, desigualdad y un menor crecimiento económico. Resolver la crisis de la deuda de Puerto Rico requiere decisiones difíciles y es necesario repartir la carga, pero no puede ser resuelto por la consolidación fiscal que usurpa la democracia y socava el desarrollo económico de la isla y la capacidad del gobierno para lograr la estabilidad fiscal, llevar a cabo las políticas y los programas necesarios para la recuperación económica después de años consecutivos de contracción. El problema en Puerto Rico, así como en muchos otros países plagados por la deuda excesiva, por ejemplo, algunos países de América Latina en la década de 1980, partió del estancamiento económico y se profundizó aún más por las medidas de austeridad.

Las lecciones aprendidas en las Américas, y más recientemente en Grecia, indican que la crisis de la deuda de Puerto Rico puede ser resuelta, pero no a través de medidas de austeridad adicionales que comprometen la estabilidad a largo plazo y el crecimiento de esta nación insular. Los países que han adoptado recientemente soluciones alternativas para enfrentar la crisis de la deuda, como Islandia y Argentina, sirven como ejemplos de que la austeridad definitivamente no es el mejor camino. La deuda del gobierno de Puerto Rico se debe renegociar de manera que fomente una mayor inversión productiva sin sacrificar el desarrollo a largo plazo del país o de los programas que necesitan sus ciudadanos más vulnerables.

Este seminario de la Internacional de Servicios Públicos ofrece una valiosa mezcla de perspectivas comparativas que se centran en cómo los trabajadores de servicios públicos desafían las crisis de la deuda en todo el mundo mediante la promoción de soluciones innovadoras. Este seminario aporta una discusión reflexiva de las experiencias internacionales relevantes para apoyar a las organizaciones de Puerto Rico y los sindicatos para construir conjuntamente alternativas a la situación de Puerto Rico.

Estamos empezando, y estamos seguros de que este será un buen comienzo.

Ver también