28 de abril: Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo

25 Abril 2013
Vaccine box with Kick Polio out of Nigeria logo
Rindiendo homenaje a los/las trabajadores/as que han perdido sus vidas ayudando a otros

El 28 de abril, Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, la Internacional de Servicios Públicos y sus miembros afiliados se unen en nuestros lugares de trabajo y comunidades para rendir homenaje a los compañeros y compañeras que se han lesionado o han perdido sus vidas mientras prestaban servicios públicos.

Este año, llamamos la atención sobre los recientes y terribles asesinatos de trabajadores/as de la salud que participaban en la campaña vital mundial para erradicar la polio. Entre diciembre de 2012 y abril de 2013, al menos 33 personas han sido asesinadas cuando trabajaban en campañas de vacunación contra la polio en Afganistán, Nigeria y Pakistán. La mayoría eran trabajadoras de la salud, pero también se ha matado a voluntarios/as, conductores/as y agentes de policía.

El 8 de febrero de 2013, nueve trabajadores que administraban vacunas contra la polio en el norte de Nigeria fueron disparados brutalmente y sus clínicas incendiadas. Entre los trabajadores asesinados se encontraban cinco mujeres miembros del sindicato Medical and Health Workers’ Union of Nigeria, afiliada de la PSI: Sadi Mohammed, Jamila Yusuf, Naja’atu Salisu, Hadiza Ibrahim y Ramatu Abdullahi. También fallecieron tres voluntarios, estudiantes del sector de la salud. La violencia tiene su origen en la intolerancia y cuando las campañas contra la polio se interrumpen, se pone en peligro la salud de muchos/as niños/as.   

La Secretaria General de la PSI, Rosa Pavanelli, dice: “El éxito de la campaña contra la polio se debe en gran parte a profesionales de la salud dedicados/as que proporcionan los niveles más altos de cobertura y educación con respecto a la vacunación en todo el mundo. Sin embargo, los/las trabajadores/as son víctimas de ataques y están pagando el precio más alto con sus propias vidas por prestar este servicio importante”.   

“Estos ataques censurables violan los Convenios de Ginebra. Los/las trabajadores/as de la salud de todo el mundo tienen derecho a realizar su trabajo. Proporcionar cuidados y servicios sanitarios a todos/as es su obligación ética y profesional. Lloramos la muerte de estos/as valientes cuidadores/as y prometemos hacer todos los esfuerzos posibles para evitar más muertes de trabajadores/as de la salud que ayudan a construir comunidades más fuertes”.

Este día, la PSI también pone de relieve las contribuciones de los/las trabajadores/as que responden a las catástrofes naturales y corren graves riesgos para salvar a otras personas. Entre ellos se incluyen el personal de primera intervención (bomberos, policía y personal técnico médico para emergencias) y el resto de los/las trabajadores/as que participan en la reconstrucción de nuestras comunidades después de una catástrofe natural o causada por el hombre: trabajadores/as en los sectores del agua y energía, transporte, construcción y servicios de mantenimiento y de seguridad y trabajadores/as que prestan servicios sanitarios en primera línea. Debido al cambio climático, las comunidades se encuentran cada vez más expuestas y con mayor frecuencia a catástrofes naturales.

Cada año se producen más de 300 millones de accidentes laborales que acaban en más de 300.000 muertes, con otros dos millones de muertes causadas por enfermedades relacionadas con el trabajo. Todos/as los/las trabajadores/as corren riesgos, pero los/las trabajadores/as no sindicalizados/as todavía más. Los/las trabajadores/as pobres y las mujeres, los/las niños/as y los/las migrantes son los más afectados porque son los que disfrutan de una menor protección. La defensa de la salud y la seguridad en el trabajo es un beneficio importante de la afiliación a un sindicato; todavía queda mucho por hacer para proteger mejor a los/las trabajadores/as. Los beneficios no consisten solamente en salvar las vidas y la salud de los/las trabajadores/as: el coste económico de un nivel de seguridad en el trabajo deficiente alcanza el 4 por ciento del PIB mundial cada año.  

Para obtener más información, por favor póngase en contacto con la Responsable de Salud de la PSI, Odile Frank odile.frank@world-psi.org

Attachments 

Ver también