Defender los derechos sindicales en Corea del Sur

Octubre 17, 2013
La Internacional de Servicios Públicos (PSI) pide a todos sus miembros que insten a las autoridades de Corea del Sur a reconocer al sindicato KGEU; a no eliminar del registro a la KTU; y a modificar su legislación de acuerdo con las recomendaciones de la OIT.

En asociación con la Confederación de Sindicatos Coreanos (KCTU), la Unión Coreana de Empleados de Gobierno (KGEU), la Unión Coreana de Maestros y Trabajadores de la Educación (KTU), Educación Internacional (EI) y la Confederación Sindical Internacional (CSI), la PSI invita a su sindicato y a sus miembros a movilizarse y responder urgentemente a este llamado, a través de la página web de LabourStart.

El gobierno coreano envió el 23 de septiembre un ultimátum a la Unión Coreana de Maestros y Trabajadores de la Educación (KTU) dándole un mes de plazo para modificar sus estatutos y prohibir a los maestros y maestras despedidos y jubilados que sean miembros del sindicato. Si KTU no cumple este ultimátum y modifica sus estatutos, será dada baja del registro de organizaciones sindicales el 23 de octubre de 2013.

Los Estatutos de KTU permiten que los trabajadores/as despedidos sigan siendo miembros del sindicato. Durante la administración anterior, varios miembros de KTU fueron despedidos debido a sus actividades sindicales; por ejemplo, por expresar su opinión sobre la política educativa del gobierno o por realizar donaciones a partidos políticos progresistas. Estos trabajadores/as, cuyos despidos están en tela de juicio según las normas internacionales, siguen siendo miembros de KTU en virtud de sus estatutos.

Por esta misma razón, el Ministerio de Empleo y Trabajo acaba de negarse, por cuarta vez, a inscribir en el registro de asociaciones sindicales a la Unión Coreana de Empleados Gubernamentales (KGEU) – incluso después de que esta se sentara a negociar extensamente con el gobierno, con la voluntad de resolver sus preocupaciones. La KGEU continúa reclamando la reincorporación de los 135 miembros del sindicato despedidos por ser miembros de la KGEU.

Sin embargo, la Ley de Regulación de las Relaciones Laborales y Sindicatos (TULRAA) prohíbe a los trabajadores despedidos y desocupados continuar afiliados a su sindicato e impide a quienes no son miembros de un sindicato presentarse a cargos sindicales – una disposición que contraviene la normativa laboral internacional.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Corea (NHRCK) han criticado en repetidas ocasiones esta exclusión de los trabajadores despedidos y desocupados, y han recomendado al gobierno que modifique su legislación confome a las normas laborales internacionales.

Sin embargo, la administración de Park Geun-hye prefiere ignorar estas recomendaciones y ahora amenaza con deslegalizar al sindicato de maestros y maestras KTU si este no revisa sus estatutos antes del 23 de octubre de 2013.


Haga Click aquí para enviar su mensaje al gobierno de Park Geun-hye

Ver también