El desempleo juvenil empeora aún más

10 Septiembre 2012
Young persons
Un documento de la OIT muestra que el impacto de la crisis del euro se está propagando hasta otras regiones, como Asia Oriental y América Latina, empeorando así la situación de muchos jóvenes que buscan trabajo.

– Las tasas de desempleo entre los jóvenes se deteriorarán aún más a nivel mundial a medida que las consecuencias de la crisis del euro se propagan hacia las economías emergentes, según un documento de la OIT titulado “Panorama mundial del empleo: perspectivas poco prometedoras para los jóvenes en el mercado laboral”.

“Paradójicamente, sólo en las economías desarrolladas se prevé una disminución de las tasas de desempleo juvenil durante los próximos años. Pero por otro lado estas son las economías donde se ha registrado el mayor aumento del desempleo juvenil”, dijo Ekkehard Ernst, principal autor de la nota y responsable de la Unidad Tendencias del Empleo de la OIT.

Las nuevas previsiones muestran una disminución gradual de la tasa de desempleo juvenil en las economías desarrolladas, de 17,5 por ciento este año a 15,6 por ciento en 2017. Esta cifra es mucho más alta que la tasa de 12,5 por ciento registrada en 2007, antes del comienzo de la crisis.

Gran parte de la disminución de la tasa de desempleo juvenil no se deberá a mejoras en el mercado laboral, sino más bien al hecho de que un gran número de jóvenes ha dejado de buscar trabajo. Estos jóvenes desalentados no se cuentan como desempleados.

Apoyar a los trabajadores jóvenes aporta enormes beneficios
Aún en los países que registran las primeras señales de recuperación del empleo y donde se presentan nuevas oportunidades de trabajo, muchos jóvenes desempleados aún tienen dificultades para encontrar trabajo. Por ejemplo, un trabajador de la construcción que perdió su empleo a causa del colapso del mercado inmobiliario puede no poseer las calificaciones necesarias para encontrar trabajo en otros sectores.

“Esto produce desaliento y un aumento de las tasas de “ni-ni” (no trabajan, ni estudian ni reciben formación) entre los jóvenes”, explicó Ernst.

El llamado a la acción de la OIT
En su conferencia anual en junio 2012, la OIT adoptó una Resolución a favor de una acción inmediata, renovada y específica dirigida a abordar la crisis del desempleo juvenil.

La Resolución propone un conjunto de medidas probadas y comprobadas en cinco áreas: políticas macroeconómicas, empleabilidad, políticas del mercado laboral, desarrollo de la capacidad empresarial de los jóvenes y derechos. Destaca la necesidad de equilibrio, coherencia y complementariedad entre las medidas políticas.

The El llamado a la acción de la OIT invita a los gobiernos y a los interlocutores sociales a:
- Favorecer el crecimiento con alto coeficiente de empleo y la creación de trabajo decente a través de políticas macroeconómicas, empleabilidad, políticas del mercado laboral y derechos de los jóvenes, y garantizar las sostenibilidad financiera y presupuestaria.
- Promover las políticas macroeconómias y los incentivos fiscales que apoyen el empleo, fortalecer la demanda agregada, mejorar el acceso a los financiamientos e incrementar las inversiones productivas, teniendo en cuenta las diversas situaciones económicas de los países.
- Adoptar medidas específicas y fiscalmente sostenibles, como políticas anticíclicas e intervenciones que estimulen la demanda, programas de empleo público, sistemas de garantías para los jóvenes, programas de infraestructura con alto coeficiente de mano de obra, salarios y subsidios de formación y otras intervenciones a favor del empleo juvenil. Este tipo de programas deberían garantizar la igualdad de trato para los trabajadores jóvenes.

Leer el artículo completo de la OIT.

Ver también