We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Uruguay: Sindicatos de empresas públicas pedirán una reunión con el presidente “por primera vez en 13 años”

01 Septiembre 2017
Entrevista en el semanario uruguayo "Crónicas" a Ismael Cortazzo, de la Federación de Funcionarios de Obras Sanitarias del Estado (FFOSE), afiliado a la ISP, y coordinador de la Mesa Sindical Coordinadora de Entes Autónomos y Servicios Descentralizados (MSCE).

En el último mes, la Mesa Sindical Coordinadora de Entes Autónomos y Servicios Descentralizados (MSCE) se declaró en conflicto y en los últimos días tomó la decisión de llevar adelante un paro nacional de 24 horas para la próxima semana. El coordinador de la mesa, Ismael Cortazzo, declaró a CRÓNICAS que en los últimos tiempos para muchos de los sindicatos de las empresas públicas las cosas “no han venido muy bien”. A la vez, mencionó la necesidad de los gremios de participar en las discusiones de presupuesto, y aseguró que en las decisiones de las empresas públicas “muy pocos directorios tienen la valentía para enfrentarse a la OPP y al Ministerio de Economía y Finanzas”.

Por Anahí Acevedo, en el semanario Crónicas

Para el próximo 7 de setiembre, la Mesa Sindical Coordinadora de Entes Autónomos y Servicios Descentralizados (MSCE)  convocó a un paro nacional de 24 horas, donde se realizarán dos concentraciones importantes: una en el departamento de Paysandú y otra en Montevideo.

La medida es en defensa de las empresas públicas, por más inversión pública, libertad sindical, más y mejor negociación colectiva, cumplimiento del convenio salarial, ingreso de personal y baja de tarifas públicas; y  contra las “privatizaciones encubiertas”, los recortes, el decreto de esencialidad y sus consecuencias, y las tercerizaciones.

La ciudad del Litoral fue elegida como un punto estratégico, puesto que es allí donde está la planta de portland de Ancap, la cual el gremio desea que funcione “a capacidad plena, que se instalen los hierros necesarios y que el departamento no se vea afectado con más desocupación”, explicó en conversación con CRÓNICAS, Ismael Cortazzo, coordinador de la Mesa de Entes y dirigente de Funcionarios de OSE (FFOSE),

En tanto, en la capital del país, la concentración será a partir de las 11 de la mañana en el MTSS, donde habrá una oratoria, y luego los sindicalistas se trasladarán a la Torre Ejecutiva donde, entre otras cosas, se entregará al presidente Tabaré Vázquez una nota y una solicitud de recibimiento, dado que entienden “que se deben tocar todas las puertas”.

En esta línea, Cortazzo expresó que en 13 años de gobierno del Frente Amplio, la MSCE nunca había tenido la necesidad de pedirle una entrevista al presidente de la República, pero que ahora la situación cambió.

El vínculo con el gobierno

En los últimos días, el gobierno de Michel Temer, en Brasil, anunció que iniciará la mayor ola de privatizaciones en la última década que abarcará a 57 activos entre empresas públicas. Ante esta situación, Cortazzo expuso que necesariamente tienen que estar más alerta, y que no se puede pensar que, “como Uruguay es un país excepcional no va a pasar”. Por el contrario, declaró que como garantía se deben tener sindicatos fuertes, que participen en formas más activas y dinámicas en las decisiones.

De todas formas, sostuvo que no desean cogobernar, pero que en decisiones de carácter estratégico de inversiones, sí desean tener la oportunidad de discutir en los presupuestos de inversión.

“Las empresas públicas generan un 7% del PIB. Eso es importante, sí, pero bastante poco. Hubo claramente una retracción del Estado en cuanto a inversión”, observó.

En esta línea, manifestó que los trabajadores son aliados estratégicos, porque desean el éxito de la empresa y que la misma pueda trascender a otros sectores. Sin embargo,  declaró que en algunos casos, el gobierno no les ve de esta forma.

“En nuestro caso nos cuesta mucho el relacionamiento con el presidente de OSE, Milton Machado”, dijo. Agregó que, “por cuestiones vividas en los últimos meses, se ha dañado mucho la confianza y el relacionamiento en Ancap luego del decreto de esencialidad que impulsó el Poder Ejecutivo”. Además, afirmó que la relación del sindicato ferroviario con la directiva de AFE “no es de las mejores”

La relación con el MTSS

Con la llegada de agosto, la MSCE se declaró en conflicto, y a mitad de mes instaló carpas frente a la Intendencia de Montevideo para comunicarle a la ciudadanía el conflicto que tienen con el gobierno en distintos sectores”.

Respecto a esto, Cortazzo comentó que “desde hacía más de un año” se expresaba en el Consejo de Negociación Colectiva de Rama que había un “problema importante” en la negociación colectiva, por lo que decidieron tomar una serie de medidas que abarcarán, por un lado, la negociación -por lo que solicitaron reuniones con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS)- y, por otro, el contacto con la gente.

Antes de la instalación de la carpa, la MSCE ya había tenido contacto con el MEF, y luego del desmantelamiento de la misma, el jerarca de MTSS, Ernesto Murro, se comunicó con la sindical, dando paso a una reunión que duró más de tres horas.

En el encuentro, Murro manifestó que se ha llegado a un nivel de acuerdo “bastante importante”, un punto que, para el dirigente, es “bastante discutible”, puesto que “aún no se ha podido romper la lógica en la cual el MTSS se coloque en forma más ecuánime en la balanza, aunque reconoció que lo mismo “es difícil”.

En este sentido, explicó: “Nuestro patrón es el gobierno, y el MTSS, también es el gobierno. Hay temas en los cuales queremos trascender; la discusión que se da en el marco de la ley de Negociación Colectiva, por lo que tendríamos que buscar algún ámbito que sea diferente para poder discutir. Eso fue lo que planteamos y quedamos en que íbamos a tener una nueva negociación”.

Respecto al contacto con la población, el dirigente valoró que fue interesante la respuesta que tuvieron de la misma durante el tiempo en el que estuvo instalada la carpa. “Somos paraguas de los más débiles o necesitados del mundo del trabajo, ya sea que trabajen o no; por lo tanto, el contacto que tiene que tener un sindicato con la comunidad tiene que ser importante”, opinó.

Mirada de largo plazo

En los últimos tiempos, para muchos de los sindicatos de las empresas públicas, las cosas no han venido muy bien, aseveró Cortazzo. Si bien reconoció que no se está en un momento de “resistencia” dado que ha habido “muchas leyes” de avance de negociación, señaló que se han dejado de lado las reivindicaciones de carácter salarial y que el sindicato está enfocado “en lo programático”.

El sindicalista agregó que tienen “una mirada larga” y que se debe focalizar en el Uruguay y no en las próximas elecciones, dado que se trabaja en empresas que mueven recursos que no abundan en otros lugares.

Además, comentó que la ley de negociación colectiva es “muy buena” pero que se debe conocerla y hacerla funcionar. “Las relaciones laborales son tripartitas y, en nuestro caso, el empleador y el Estado vendría a ser la misma cosa. A veces no se terminan de definir muy bien los roles, y se generan algunas cuestiones de discusiones que nosotros entendemos que son muy importantes”, dijo.

A la vez, agregó: “Nosotros estamos pidiendo jugar un partido muy importante, como siempre ha tenido el movimiento sindical. El Uruguay no se sostiene más mirando coyunturalmente de elección en elección, porque el calendario electoral ya empezó”.



“La gran mayoría de los directorios carecen de coraje político”

Cortazzo señaló que el gobierno debería cambiar la forma de relacionarse con el sindicato de las empresas públicas. “Hay autonomías que han perdido. Tenemos una OPP y un MEF que pesan muy fuerte. En las decisiones de las empresas públicas, muy pocos directorios tienen la valentía para enfrentarse y su gran mayoría carecen de coraje político”, expresó.

Igualmente, remarcó que desde el MSCE solicitan a los directorios pelear en una cancha “más amplia”, e informó que de diez sindicatos de las empresas públicas, solamente dos pudieron discutir presupuestos anuales, y algunas de ellas no vieron el presupuesto.

“Algunos directorios no están acostumbrados a que se tiene que discutir con su sindicato, y otros, en realidad, no consideran que el presupuesto sea un lugar hábil para hacer políticas relacionadas con el sector en el cual trabajan”, informó.

“Este gobierno progresista viene a representar cambios fundamentales para el país, pero en algunos entes públicos hay directorios que no están representando esa situación ni lo que plantea la fuerza política. Eso nos preocupa como sindicato y como ciudadanos”.

Ver también