OIT insta al gobierno del Ecuador a revertir la disolución de la UNE

13 Septiembre 2016
En carta enviada al presidente ecuatoriano Rafael Correa el 7 de septiembre, el Director General de la OIT, Guy Ryder, recuerda las obligaciones del gobierno con respecto al Convenio 87 de la organización, que no permite la disolución administrativa de sindicatos.

En 31 de agosto, la Internacional de Servicios Públicos (ISP) y la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA) solicitaron al Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, una intervención urgente tras el allanamiento de los locales de la Unión Nacional de Educadores (UNE) en Quito y Guayaquil, el 29 de agosto. Como respuesta, el 7 de septiembre Ryder remitió una carta al Presidente de Ecuador, Rafael Correa, recordándole las obligaciones del gobierno con respecto al Convenio 87, en las que hace hincapié sobre tres puntos: le recuerda que la disolución administrativa de organizaciones sindicales es contraria al Convenio 87, que la inviolabilidad de locales y bienes sindicales es una de las libertades civiles esenciales para el ejercicio pleno de los derechos sindicales, y le solicita que interceda para que la UNE pueda llevar a cabo sus actividades sindicales legítimas.

El 25 de agosto, una misión internacional sindical, integrada por la ISP, la Internacional de la Educación (IE) y la Confederación Sindical de las Américas (CSA) - encabezada por el Secretario Subregional para la Región Andina de la ISP, Juan Diego Gomez - había visitado con carácter de urgencia el Ecuador, con el fin de manifestar su solidaridad a la UNE, ante la expedición de Resolución del Ministerio de Educación que disuelve y liquida la organización sindical representativa de los educadores del país.

La misión entregó una carta al Ministro de Educación (haga clic aquí para leer la nota completa de la ISP, EI y CSA) en donde solicitaban, entre otras cosas:

  • constituir una Comisión de Diálogo entre la UNE y el gobierno, con acompañamiento de las organizaciones internacionales y el apoyo técnico de la OIT;
  • suspender la aplicación de la Resolución que disuelve y líquida la UNE y revisar, de manera conjunta, las observaciones y recomendaciones de los Órganos de Control de la OIT.

La ISP, junto con sus afiliadas en el país, siguen de cerca la evolución de la situación en el país para determinar las siguientes acciones en Ecuador.

Ver también