We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Los trabajadores despedidos en Alemania son reincorporados

21 Enero 2019
Carmen Laue y Heike Schmidt fueron reincorporados como empleados de la empresa de asistencia social Celenus, por una sentencia del Tribunal Laboral de Nordhausen, en Alemania Central, el 17 de octubre de 2018. Los dos activistas sindicales son miembros de Ver.di, una afiliada líder de la ISP y la Federación Europea de Sindicatos del Servicio Público (FSESP).

Habían sido despedidos a principios de abril por la dirección de Celenus por distribuir folletos como parte de una campaña de larga duración y continua para reclamar mejores salarios. Celenus, que es una filial de la empresa multinacional de asistencia social Orpea, ha obtenido crecientes ganancias sin que eso haya supuesto una gran mejora en los términos y las condiciones de sus empleados.

La victoria de Carmen y Heike no fue únicamente judicial, sino que constituye un testimonio del poder de la solidaridad de los trabajadores. Trabajadores de todos los países de Europa en los que opera Orpea organizaron una serie de acciones con el fin de respaldar la campaña para la reincorporación de los dos activistas de Ver.di. Dichos países comprenden: Francia, Austria, Bélgica, Italia y España.

Como reza un antiguo dicho sindical, un ataque contra uno es un ataque contra todos. Esta victoria suscitará la solidaridad continua en nuestra lucha para defender los derechos laborales y sindicales. Tal solidaridad será cada vez más necesaria en el próximo período.

El aumento de las empresas de salud mundiales ha venido acompañado por el menosprecio por parte de estas corporaciones multinacionales por el bienestar de los trabajadores. Mientras tanto, ahora más que nunca, existe una necesidad apremiante de promover el trabajo decente y el diálogo social en el sector de la salud y social, con el fin de lograr que se cumpla el Objetivo de Desarrollo Sostenible 3.8 y  salud para todos.

La ISP, la FSESP y nuestras afiliadas seguirán luchando por los derechos y promoviendo los intereses de nuestros miembros. Los trabajadores unidos no pueden ser vencidos.

Ver también