We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

La salud medioambiental y la atención médica universal en Nigeria

22 Enero 2019
La situación de los servicios de salud en Nigeria es similar a la de muchos otros países, donde no se asigna suficiente financiación a la salud medioambiental y la atención médica universal y las personas sufren las consecuencias. Femi Abolade, funcionaria de salud ambiental y miembro del Sindicato de Trabajadores Médicos y de la Salud de Nigeria (MHWUN, por sus siglas en inglés), denuncia la situación no solo en su país sino en todos los continentes.

“Como se suele decir, la salud es riqueza. Así pues, los gobiernos tienen la responsabilidad de garantizar la solidez mental y corporal de las poblaciones a las que sirven, para que sus países sean prósperos. La pobreza reina allí donde la salud es deficiente. La propagación de enfermedades infecciosas emergentes, sobre todo en países de ingresos bajos y medios, indica que los gobiernos deben mostrar una mayor preocupación por la salud preventiva.

Desde África a Asia y América, todavía quedan muchos progresos por hacer para garantizar la salud para todos. Los costes de la enfermedad siguen siendo inaceptables. La morbilidad y la mortalidad materna e infantil continúan siendo demasiado elevadas. El deficiente saneamiento medioambiental y la falta de servicios higiénicos básicos constituyen algunas de las razones de esta terrible situación.

La mayoría de los gobiernos no le han otorgado a la salud medioambiental, un aspecto importante de la atención médica preventiva, la prioridad que merece. A pesar del compromiso verbal con la atención médica primaria, en la práctica se utilizan más recursos para la atención curativa. Además, con frecuencia no se reconoce la importancia de la salud medioambiental como un elemento integral de la atención de la salud primaria.

El aire, el suelo, el agua, los microbios, las plantas, los animales y los seres humanos son los principales componentes del medio ambiente. Los desequilibrios en la relación de uno de estos con los demás pueden tener repercusiones catastróficas en todos ellos. La salud medioambiental consiste en gestionar el medio ambiente de manera que exista un equilibrio saludable entre sus diferentes componentes, y contribuir así a prevenir brotes de enfermedades.

Hacer que el medio ambiente resulte menos peligroso para los seres humanos constituye una parte fundamental del saneamiento y la salud medioambiental. Es tanto un arte como una ciencia. Se encarga de la prevención y del control de los factores de enfermedad en el medio ambiente, debido a que la prevención resulta una opción mejor y más económica que la curación.

Los componentes de la salud medioambiental comprenden: el saneamiento de la vivienda, el saneamiento del agua, la higiene y la seguridad alimentaria, la educación para la salud, los servicios de salud escolar, el control de la contaminación atmosférica, la asistencia a los difuntos, el saneamiento de los mercados y locales comerciales, la prevención y el control de enfermedades transmisibles y el control de la contaminación acústica.

No cabe duda de que la salud medioambiental, si se gestiona adecuadamente, contribuirá considerablemente a lograr la atención médica universal.

Hoy en día, en Nigeria, al igual que en muchos otros países en desarrollo, un número significativo de hogares carece de instalaciones higiénicas básicas, como inodoros y agua potable, lo que los expone a sufrir graves riesgos y peligros para la salud. Los residuos sólidos no son gestionados adecuadamente. Las personas (en la mayor parte de los casos jóvenes y mujeres) se desplazan más de quinientos metros para obtener agua que con frecuencia no está lo suficientemente limpia para beberla.

Las niñas se enfrentan a un riesgo considerablemente más elevado de acoso sexual, y de violación, en hogares sin inodoros, sobre todo cuando tienen que salir para hacer sus necesidades durante la noche. La malaria sigue siendo el mayor asesino de niños menores de cinco años en el África subsahariana, debido a la presencia de agua estancada que fomenta la propagación de mosquitos. Los casos de diarrea, fiebre tifoidea, fiebre de Lassa y enfermedades causadas por el virus del Ébola se agravan por la falta de saneamiento y de higiene.

La contaminación atmosférica de las zonas industrializadas constituye una de las principales causas del cambio climático. Asimismo, representa una grave amenaza para la salud y puede provocar cáncer y otras infecciones, ocasionando una muerte prematura. Todo esto demuestra que hemos desatendido nuestro compromiso con la salud medioambiental. Ahora es el momento de cambiar la situación.

El acceso universal al agua potable debe convertirse en una preocupación esencial para los gobiernos en todos los niveles en Nigeria. Nunca más las mujeres y los niños deben desplazarse lejos para buscar agua potable.

Debe desalentarse y eliminarse la defecación al aire libre alrededor de nuestras comunidades con el fin de evitar los brotes continuos de enfermedades prevenibles como el cólera y la diarrea. Los gobiernos deben contribuir a garantizar que no haya hogares que carezcan de instalaciones sanitarias.

Además, los gobiernos deben urgentemente mejorar el desarrollo de la infraestructura esencial, especialmente en las zonas rurales. Dicha infraestructura comprende buenas carreteras y un drenaje adecuado para ayudar a canalizar las aguas residuales y evitar la propagación de mosquitos transmisores de malaria. Esto también favorecería el acceso a un sistema mejorado de gestión de residuos.

En resumen, debemos entender que la salud de una persona es, por extensión, la salud de todos. La economía de una nación solo puede prosperar cuando sus ciudadanos están sanos. Las enfermedades, por muy insignificantes que puedan parecer, afectan a la productividad, al bienestar social y a la prosperidad colectiva.

Por lo tanto, debemos trabajar juntos como individuos, grupos y gobiernos a fin de poner en marcha medidas que fomenten la salud medioambiental con el fin de lograr la atención médica universal”.

Ver también