La experiencia de los trabajadores públicos en la respuesta al terremoto en Ecuador

15 Febrero 2017

Terremoto en Ecuador

A través de los testimonios recolectados, se pudo constatar que estos trabajadores no son vistos como víctimas, pese a que también pierden sus viviendas, ropas y alimentos. Además, tienen de dejar sus familias para cumplir con sus obligaciones en el sector público.

La experiencia personal y profesional de los trabajadores del sector público en la respuesta al terremoto del 16 de abril de este año en el Ecuador fue la materia prima del proceso de documentación realizado en este país por un equipo de la Internacional de Servicios Públicos (ISP) entre el 21 y 26 de junio.

Bajo la coordinación de la ecuatoriana Verónica Montúfar, coordinadora de proyectos de la región Andina y coordinadora mundial para Cuestiones de Género y Equidad de la ISP, la actividad es parte de la primera fase del proyecto post-terremoto en Ecuador de la ISP. Durante los cinco días, fueron recorridos los municipios afectados por el desastre, especialmente el de Pedernales, el más destruido. Integraron el equipo, además de Montúfar, Igor Ojeda, coordinador de Comunicaciones de la ISP Interamérica; y Diego Cano, colaborador de la ISP en Ecuador.

Montúfar, Ojeda y Cano recolectaron en video los testimonios de los trabajadores públicos acerca de cómo el desastre los afectó y como actuaron en el apoyo a las víctimas y para garantizar la ejecución de los servicios públicos esenciales. A través de los testimonios, se pudo constatar que estos trabajadores no son vistos como víctimas, pese a que también pierden sus viviendas, ropas y alimentos. Por ello, no reciben ayuda o víveres que reciben los demás dañados. Además, los trabajadores y trabajadoras tienen de dejar sus familias – que muchas veces están en campamentos improvisados y necesitando de alimentación y otros bienes – para cumplir con sus obligaciones en el sector público.

Eso se da en el contexto de una política antisindical e regresiva de derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras del sector público, y de un proceso de privatización de los servicios públicos, ambos desarrollados por el gobierno del presidente Rafael Correa, en el poder desde 2007.

El trabajo de documentación realizado culminará con la elaboración de reportajes en texto, videos y fotos. El proyecto post-terremoto en Ecuador cuenta con el apoyo del movimiento sindical internacional, que pudo y puede aportar a través del fundo que la ISP creó para la respuesta al desastre. Además de la documentación, la propuesta tiene el objetivo de fortalecer la organización sindical en el sector público ecuatoriano e influenciar en el proceso de reconstrucción, de manera que se incluya en éste las organizaciones sindicales y movimientos sociales.

El terremoto del 16 de abril tuvo una magnitud de 7,8 grados y causó la muerte, según cifras oficiales, de más de 650 personas en el noroeste de Ecuador. Se calcula además que unas 73 mil personas han sido desplazadas, y muchas de ellas todavía están viviendo en albergues e campamentos.

Ver también