¿El racismo? ¡No es lo nuestro!

Marzo 25, 2014
Afiche: ¿El racismo? ¡No es lo nuestro!
¡Hablen y tomen una posición contra el racismo y la xenofobia! En la víspera del Día Internacional de las Naciones Unidas de la Eliminación de la Discriminación Racial, el 21 de marzo de 2014, Rosa Pavanelli, Secretaria General de la federación sindical mundial Internacional de Servicios Públicos afirma que: “…nuestro compromiso de luchar contra el racismo y toda forma de discriminación es guiado por el respecto de los derechos humanos y los principios básicos sindicales como la justicia social, la igualdad, la acción colectiva y la responsabilidad colectiva”.

En esta era de globalización neoliberal, las crisis ambientales y las migraciones masivas, la xenofobia levanta su fea cabeza. Además de satanizar a los inmigrantes, segmentos enteros de la población nacional se han deslegitimado y condenado como “el otro”. Demasiados gobiernos están tolerando esta ola de creciente xenofobia y el racismo, que nutre políticas regresivas y conservadoras. A menudo, muchas cuestiones se están entretejidas en un discurso que se reduce a “nosotros contra ellos”.

Rosa Pavanelli dice: “El vínculo entre el racismo, el sexismo y la explotación del trabajo, es aquello que nos recuerda a todos: ¿quién está de nuestro lado? Debemos luchar contra las políticas antisociales que dividen a las y los trabajadores, con la finalidad de explotarnos. Mientras que la desigualdad y el trabajo precario está en aumento en todo el mundo y los servicios públicos están siendo atacados por los regímenes de austeridad y privatización, tenemos que incluir a todos los trabajadores y trabajadoras para permanecer unidos y proteger a las generaciones presentes y futuras. Los sindicatos fuertes y la sociedad civil pueden asegurar que los gobiernos están llamados a hacer frente a los problemas reales”.

La lucha contra el racismo significa desafiando a los gobiernos y apoyando a las organizaciones que son la voz de los marginados. El movimiento sindical debe seguir luchando por la igualdad salarial y la legislación proactiva, la equidad en el empleo, incluido a través de la negociación colectiva, programas que eliminen la discriminación sistemática en el empleo, que sufren los pueblos indígenas, mujeres, personas con discapacidad, LGBT, jóvenes y migrantes.

En nuestros sindicatos, la lucha contra el racismo implica: la adopción de un plan de acción anti-racismo que incluye líneas de tiempo, recursos, y los pasos claves que se deben tomar para hacer la estructura y el liderazgo interno más democráticas. Hay que incluir necesariamente cambios en la representación así como la inclusión y la integración de los debates e ideas. De esta manera, las y los trabajadores del servicio público, pueden crear y contribuir mejor a una sociedad capaz de erradicar el racismo.

 ¡Hablen y tomen una posición contra el racismo y la xenofobia! ¿El racismo? ¡No es lo nuestro!

El reciente Congreso mundial de la ISP estableció un nuevo Programa de Acción para 2013-2017 que dirige que la ISP y sus afiliadas continuarán en la defensa y promoción de los servicios públicos, que son el núcleo de las sociedades democráticas basadas en los derechos humanos, el Estado de Derecho y sociales solidaridad. Los servicios públicos proporcionan la redistribución equitativa de la riqueza, y en su entrega aseguran que “las personas son tratadas con el mismo respeto,  igual protección, para poder vivir libre de discriminación por edad, el género, la religión, la identidad nacional, la raza o el origen étnico, discapacidad y orientación sexual”. En 2014, la ISP lanzará una campaña internacional para la eliminación de la discriminación racial.


Ver también