We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

El Consejo Constitucional francés prohíbe los cortes de suministro de agua

04 Junio 2015
Conseil Constitutionnel
Las empresas multinacionales deben acatar esta prohibición. Ningún proveedor de agua podrá cortar o desconectar el suministro de una vivienda principal, incluso si no se han pagado las facturas. La decisión es definitiva e inapelable.

El viernes 29 de mayo, el Consejo Constitucional de Francia rechazó las exigencias de Saur (la tercera empresa multinacional de suministro de agua francesa), que alegaba que una ley aprobada el 15 de abril de 2013 (Ley Brottes Nº 2013-312) violaba su ‘libertad de celebrar contratos y su libertad de hacer negocios’ (atteinte à la liberté contractuelle et à la liberté d'entreprendre). Esta ley estipula que ningún proveedor de agua podrá cortar o desconectar el suministro de una vivienda principal, incluso si no se han pagado las facturas. La decisión es definitiva e inapelable.

La demanda fue presentada por un cliente de Saur que tenía una deuda de 218€, y a quien Saur cortó el suministro de agua durante 20 meses. El abogado de Saur argumentó que los cortes son necesarios para que la empresa pueda proporcionar unas tarifas más bajas y un servicio de mayor calidad. Asimismo, Saur argumentó que, puesto que el derecho al agua no existe en Francia, la relación entre el proveedor del servicio de suministro de agua y el usuario se rige por el derecho privado y que la relación contractual es vinculante. Por otra parte, la prohibición de cortar el suministro de agua modificaría sustancialmente el equilibrio de poder entre el proveedor y el usuario, a favor del usuario, lo que podría, en la práctica, incitar a los usuarios a no pagar las facturas.

El abogado del demandante, que también fue respaldado por France Libertés y Coordination Eau Île-de-France, argumentó que no debe aplicarse la ley contractual, dado que el usuario nunca tiene la posibilidad de elegir entre diferentes proveedores de servicio de suministro de agua, ni puede negociar los términos o el precio del contrato. Asimismo, el abogado declaró que «Saur prefiere utilizar el privilegio de una posición dominante como proveedor en régimen de monopolio de un servicio que resulta esencial para la vida con el fin de cubrir las deudas y atacar al sector más vulnerable de nuestra sociedad. Saur expone sus opciones cínicamente con la esperanza de que el usuario decida a su favor».

Desde que se promulgó la ley, las tres principales multinacionales de servicio de suministro de agua: Suez, Veolia y Saur han sido todas llevadas ante los tribunales, con el propósito de obligarlas a cesar los cortes de suministro de agua como una forma de hacer que la gente pague su factura del agua.

Rosa Pavanelli, Secretaria General de la Internacional de Servicios Públicos, puntualizó:

«Esta es una decisión fundamental que aclara las responsabilidades con respecto a los servicios públicos de los proveedores privados de suministro de agua. El abogado de Saur se mostró muy claro, reiterando por tres veces que en Francia no existe el derecho al agua. Como sabíamos desde el principio, el interés corporativo es meramente maximizar los beneficios. La ISP compartirá esta decisión con sus afiliados y con aliados de la sociedad civil de todo el mundo, con el propósito de aportarles la prueba de que podemos y debemos responsabilizar a las grandes empresas, sobre todo cuando se trata de prestar servicios públicos esenciales».

Más información:

Le Conseil Constitutionnel confirme que les coupures d’eau sont illégales ! (artículo en francés)

Ver también