We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Ébola: Trabajadores/as seguros/as salvan vidas

23 Diciembre 2014
En un video exclusivo producido por la ISP patrocinado y compartido por The Guardian, profesionales de la salud de Liberia comparten sus dificultades y frustraciones con las condiciones laborales en las que luchan contra la Enfermedad del Virus del Ébola (EVE).

“Trabajar en la Unidad de Tratamiento del Ébola no es fácil. Es una tarea febril y preocupante. La mayor parte del tiempo tenemos miedo de ser contaminados o infectados, incluso estando protegidos. A veces, llamamos al ébola “el Evangelista” porque rezamos por la mañana cuando nos vestimos y, antes de marcharnos, volvemos a rezar”.

Ruth Haddad Johnson es un trabajador de la salud liberiano que lucha en primera línea contra la EVE. A los trabajadores y trabajadoras de la salud liberianos, además de estar poniendo en riesgo su vida, se les están negando sus derechos humanos y sindicales fundamentales, ya que en Liberia continúa siendo ilegal que el personal del sector público se afilie a sindicatos.

 

 

En el video, Ruth y otros profesionales sanitarios comparten las dificultades que enfrentan cada día mientras cuidan a pacientes de ébola. También comparten su frustración por las condiciones laborales en las que trabajan, la falta de una retribución adecuada y regular y de indemnizaciones a las familias de quienes fallecen.

“Estamos arriesgando nuestra vida sin recibir nada. Si alguno de nosotros muere, nos gustaría que nuestra familia pudiera decir: a pesar de lo mucho que le echamos de menos, tenemos algo con lo que resistir durante un tiempo”, afirma.

Hasta diciembre de 2014, más de 600 trabajadores y trabajadoras de la salud han sido infectados por el virus del Ébola en África occidental. Casi 350 fallecieron por falta de equipo y protección adecuados. La ISP produjo un primer video para honrar la memoria, nombrándolos uno por uno, de los trabajadores y trabajadoras de la salud fallecidos por el ébola, víctimas de intereses corporativos y de la injusticia social.

“En la lucha contra el ébola, no sólo se arriesga el personal sanitario que trabaja en la Unidad de Tratamiento del Ébola. De hecho, quienes trabajan fuera de las unidades de tratamiento corren más riesgo aún, porque no reciben la formación suficiente ni hay equipos suficientes”, explica George Poe Williams, Secretario General de la National Health Workers Association of Liberia (NAHWAL).

La ISP y los sindicatos del sector sanitario local llevan meses reclamando medidas de prevención y control adecuadas.

Además de la respuesta “técnica” y “logística” a la EVE, persisten problemas políticos a largo plazo: falta de condiciones laborales decentes, de derechos sindicales, de acceso universal, por no mencionar la lucha contra una catástrofe sanitaria de envergadura.

“El personal sanitario debe contar con las herramientas adecuadas para realizar su trabajo. Demasiadas personas están muriendo porque trabajan en condiciones inseguras: es una negligencia criminal”, advierte Rosa Pavanelli, Secretaria General de la ISP.

Bajo el eslogan “Los/as trabajadores/as seguros, salvan vidas”, la ISP está cabildeando a gobiernos nacionales, organizaciones regionales y donantes para que cambien el modelo dominante de sistema de salud, para permitir a estos países construir una infraestructura pública que les permita ofrecer una cobertura sanitaria universal y un sistema de protección social adecuado.

Para más información:

 

Ver también