Solidaridad de la ISP con los sindicatos de Corea del Sur tras las redadas punitivas ordenadas por el gobierno

Noviembre 27, 2015
Police raid on the KPTU offices
La ISP condena las redadas que la policía llevó a cabo los días 6 y 21 de noviembre de 2015 en la sede de la Federación Coreana de Sindicatos de Servicios Públicos y Transportes (KPTU), por orden del gobierno, con el único propósito de disuadir a los trabajadores y trabajadoras de defender sus derechos.

Únanse a la campaña LabourStart enviando un mensaje
a la presidenta coreana Park Geun-hye

Las redadas en la KPTU, entre otras oficinas sindicales, se produjeron apenas semanas después de la Movilización Masiva del Pueblo, que congregó a 70,000 trabajadores y trabajadoras en las calles y se saldó con un participante, Nam-gi Baek, luchando por su vida tras la intervención policial para dispersar la manifestación. Varios trabajadores fueron arrestados y se ha emitido una orden de arresto contra el presidente de la KCTU, Han Sang-Gyun.

La KPTU, entre otros sindicatos, participa en esta campaña para protestar contra la reforma del mercado laboral propuesta por el gobierno, que reducirá los salarios y provocará un aumento del empleo precario, sobre todo en el sector público.

Desde que asumió el gobierno en 2013, la presidenta Park Geun-hye viene intentando en repetidas ocasiones reprimir los derechos de los trabajadores y trabajadoras y sus sindicatos representantes. Ha movilizado a la policía antidisturbios durante las protestas y ordenado arrestar a dirigentes sindicales. La OIT ya condenó en varias ocasiones al gobierno de Corea por sus graves violaciones del derecho a la libertad de asociación y la negociación colectiva. Recientemente, la presidenta Park invocó la amenaza del terrorismo internacional para denunciar a los dirigentes de las protestas, sugiriendo que los terroristas podían aprovechar las protestas para perpetrar atentados.

La Secretaria General de la ISP, Rosa Pavanelli, afirma que “la ISP y nuestras afiliadas se solidarizan con los trabajadores y trabajadoras de Corea del Sur e instan al gobierno a respetar el derecho a la libertad de asociación, en concreto el derecho de reunión pacífica y de huelga”.

La represión del movimiento sindical en Corea del Sur pasa hoy por su peor momento desde que finalizó la dictadura militar. Medidas del gobierno del tipo de estas redadas se están volviendo moneda común. La ISP dirigió una carta directamente a la Oficina de la presidenta Park Geun-hye instándola a que retire todas las denuncias contra el presidente de la KTUC, Han Sang-Gyun; a poner en libertad a todos los trabajadores y trabajadoras detenidos en la redadas, y a retirar las reformas laborales regresivas.

Únanse a la campaña en LabourStart

Descargar la carta de la ISP a la presidenta coreana

Carta de solidaridad de la ISP a la KPTU tras la redada del 6 de noviembre

Ver también