We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Sindicalistas turcos fuera de la cárcel

18 Abril 2013
Rally fuera Adliye Corte Penal, Ankara 10.04.13
La primera audiencia resulta en libertad bajo fianza para los miembros de los sindicatos afiliadas a PSI. Veintidós sindicalistas turcos KESK que enfrentan cargos de terrorismo sin fundamento fueron liberados bajo fianza el 10 de abril 2013, después de pasar 10 meses en prisión. Los liberados están socios de la Internacional de Servicios Públicos (PSI), que representan a los trabajadores del sector público, además que miembros del sindicato de profesores, Egitim-Sen.

Los jueces escucharon argumentos durante más de 8 horas y luego se tardó 15 minutos para decidir liberar los 22 acusados después de que el fiscal se mostró de acuerdo en que deberían ser liberados. Según KESK, la confederación independiente del sector público a la cual los sindicalistas pertenecen, cinco acusados fueron permitidos de presentar sus casos en kurdo - ilegal hasta hace poco.

Una gran delegación internacional

Los 22 sindicalistas son parte de un grupo de 72 miembros detenidos el 25 de junio de 2012. Se realizó una reunión de 500 sindicalistas ante el tribunal por la primera audiencia del juicio el 10 de abril.  Una delegación internacional amplia estuvo presente y más tarde formó parte de una sala del tribunal desbordante que veía lo que pasaba.

Jasper Goss, PSI oficial de proyectos, frente a la manifestaciónLa delegación internacional incluía representantes de afiliadas de la PSI Kommunal y VISION de Suecia. Jasper Goss, oficial de proyectos de PSI, se dirigió a la reunión: "La lucha de los sindicatos de KESK es la lucha de PSI. Los sindicatos KESK BES, SES, Yapi Yol Sen y Tum Bel-Sen son affiliados de PSI y así que la lucha es de PSI también. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para defender sus derechos y libertades. Nos uniremos con nuestros camaradas en el movimiento sindical internacional a centrar la atención sobre los ataques contra los sindicatos y los trabajadores en Turquía".

Manfred Brinkmann, secretario internacional del sindicato de profesores alemán, GEW, dijo: "Creo que es un gran éxito de la solidaridad internacional. Nunca he visto una gran delegación internacional come este de sindicatos de ocho países europeos”. Brinkmann también señaló que el inicio de las negociaciones de paz entre el gobierno y el armado PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) podría haber facilitado.

Esta no es la única represión contra los sindicatos de KESK: junto con las detenciones el 25 de junio, 15 mujeres miembros fueron arrestadas en febrero de 2012, y más de 169 miembros fueron arrestados el 19 de Febrero 2012.

Duras condiciones de reclusión

Los sindicalistas fueron en su mayoría detenidos en prisiones de alta seguridad. Osman Işçi es uno de los miembros de KESK liberados. También es miembro del comité ejecutivo de la Asociación de Derechos Humanos de Turquía (IHD) y la Red Euro Mediterránea de Derechos Humanos (REMDH). Él describió su encarcelamiento:"Éramos tres en cada célula. Y tuvimos el derecho de ver a nuestra familia durante solamente una hora por semana. Eso quiere decir cuatro horas por mes en total.  Tenía el derecho de hablar por teléfono con mi familia 10 minutos a la semana, y ver a otros detenidos durante tres horas en una semana ... Fue el aislamiento absoluto.”

KESK no es la única parte de la sociedad civil que enfrenta la dura represión del gobierno. Abogados, periodistas, miembros de partidos legales y los estudiantes se enfrentan a acoso continuo a causa de las leyes antiterroristas amplias que el gobierno usa para suprimir los sindicatos independientes.

Amnistía critica a los juicios terroristas

Amnistía Internacional y otros organismos de derechos humanos han criticado frecuentemente las leyes en materia de terrorismo y el sistema judicial. El 22 de febrero 2013 Amnistía declaró: "El gobierno debe modificar la definición vaga y excesivamente amplia del terrorismo en la legislación turca, para ponerla en consonancia con las normas internacionales”. Amnistía también criticó "los abusos generalizados en los juicios contra el terrorismo".

Osman Işçi dijo que incluso el fiscal estuvo de acuerdo con la liberación de los sindicalistas porque los miembros de KESK son todos empleados públicos y es poco probable que van a huir. "Pero fuimos liberados después de 10 meses y [fue] la primera audiencia. Esto significa que si la primera audiencia había sido ocurrido hace cinco meses habríamos sido liberados hace cinco meses”.

Muchos otros miembros de KESK siguen en prisión y muchos más - incluyendo los 22 miembros liberados - todavía enfrentan juicios.

Informe de Internacional de Servicios Públicos por Tim Baster y Isabelle Merminod.

 

Ver también