We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

La ISP nombra los 325 profesionales sanitarios que murieron a causa del ébola, víctimas de intereses corporativos y de la injusticia social

26 Noviembre 2014
Rosa Pavanelli
Mensaje vídeo de Rosa Pavanelli, Secretaria General de la ISP, que recuerda por su nombre a cada uno de los trabajadores y trabajadoras sanitarios fallecidos por ébola.

Eran doctores, enfermeras, comadronas, personal de la limpieza, conductores de ambulancia, farmacéuticos, trabajadores sanitarios de la comunidad – junto con otros se encontraban a primera línea luchando contra la enfermedad del virus del ébola.

Murieron porque estuvieron expuestos a gente infectada o a materiales contaminados, sin equipos personales de protección, ni con las herramientas necesarias para hacer su trabajo de manera segura.

La ISP y sus sindicatos afiliados de trabajadores sanitarios en África del Oeste alertaron a gobiernos locales y a instituciones internacionales sobre la amenaza del ébola desde inicios del 2014.

Después de casi un año, esta tan dolorosa y gran pérdida de vidas nos revela la falta de previsión y el fracaso de la política de inversión en los sistemas públicos sanitarios en Guinea, Liberia y Sierra León.

En las últimas décadas, préstamos de instituciones financieras internacionales han favorecido a las industrias de extracción y a empresas en el sector privado, mientras que medidas nacionales de inversión en la infraestructura pública han encontrado amonestaciones por haber gastado excesivamente.

En este mensaje vídeo, Rosa Pavanelli, la Secretaria General de la ISP, nombra y recuerda a todos los trabajadores sanitarios que perdieron sus vidas en los países más afectados, destacando las responsabilidades por tales políticas y resultados (las listas se actualizaron el 24 de noviembre de 2014).

 

Transcripción:

“Más de 300 trabajadoras y trabajadores sanitarios fallecieron en el curso de su trabajo en Liberia, Sierra leona y Guinea, intentando salvar vidas y contener el brote del ébola. Pero ellos no solo son las víctimas de un virus; son, además, víctimas de pertenecer a sociedades oprimidas por interminables conflictos y guerras civiles. Son víctimas de un sistema no inclusivo e inseguro; donde las instituciones financieras internacionales impusieron programas de desarrollo insostenibles, sobre la base de la privatización sanitaria, en beneficio sólo de las corporaciones extranjeras. Son las víctimas de una comunidad internacional negligente que ha permitido prosperar estas condiciones de explotación y pobreza. La ISP quiere honrar a todos y cada uno de estos trabajadores y trabajadoras, nombre por nombre. Rendiremos homenaje a su sacrificio comprometiéndonos a que todos los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo trabajen en condiciones seguras y a intensificar nuestra lucha por la sanidad pública universal.”

ENLACES

Ver también