We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

India: ¿Es "Modicare" la respuesta?

21 Enero 2019
El gobierno de la India puso en marcha lo que describe como el plan de seguro de salud más amplio del mundo, en septiembre. El primer ministro, Narendra Modi, afirmó que el programa 'Ayushman Bharat –Pradhan Mantri Jan Aarogya Yojana (AB-PMJAY)' ofrecerá cobertura médica por valor de 500 000 rupias (6 900 $) anuales para los 100 millones de familias más pobres del país.

AB-PMJAY, que ha sido apodado "Modicare" tanto por el gobierno como por los medios de comunicación en la India, reemplazará los programas anteriores. En realidad, consta de dos componentes: el Ayushman Bharat, que tiene por objeto la creación de 150 000 centros de salud y bienestar que prestarán Atención Primaria Integral de Salud (CPCH, por sus siglas en inglés), y el Pradhan Mantri Jan Aarogya Yojana (PMJAY), aparentemente concebido para proporcionar acceso a centros de atención secundaria y terciaria para los más pobres y vulnerables a través de una red de profesionales de atención médica seleccionados (EHCP, por sus siglas en inglés).

Teniendo en cuenta el hecho de que 500 millones de personas podrán beneficiarse de este programa, normalmente debería considerarse un avance positivo. Pero el problema está en los detalles. Si bien se prevé que el plan costará 1 600 millones de dólares al año, el importe reservado para el presupuesto del primer año del programa tan solo es de 300 millones de dólares. Esta cantidad no es significativamente mayor que la reservada para el seguro de salud en los presupuestos anteriores. Es apenas el 27% de lo que el gobierno utilizó durante el año para rescatar a la debilitada industria azucarera del país.

También constituye un mero 0,01% del PIB indio. La financiación sumamente insuficiente de la salud pública ha sido un obstáculo importante. Si bien la constitución india garantiza un tratamiento gratuito para todos, el gobierno gasta en salud poco más del 1% del PIB: el 70% de toda la atención en salud en la India se proporciona de forma privada y se sufraga con los propios bolsillos de los pacientes. Por consiguiente, los ricos que pueden pagar los altos costes de los hospitales privados acceden a servicios de salud de calidad, mientras que los pobres están condenados a unos servicios de calidad inferior.

Así pues, contar con un sistema de salud pública bien financiado es importante para mejorar los resultados en salud y reducir las desigualdades. Pero, Modicare no está orientado en esta dirección. Por un lado, es evidente que estará insuficientemente financiado. Por otro, los EHCP comprenden a proveedores privados a los que se les pagará el precio de mercado por los servicios prestados.

Los principales beneficiarios del plan podrían resultar los aseguradores de salud privados y los proveedores de salud privados, y no los ciudadanos desfavorecidos. También parece verosímil considerar el programa como una treta electoral, teniendo en cuenta el momento en el que ha sido puesto en marcha, cuando el país entra en un ciclo electoral.

De hecho, Sanjay Nirupam, un dirigente del Partido del Congreso opositor, afirmó que "esto va a ser otra estafa. Solo beneficiará a las empresas de seguros privadas. Los ciudadanos del país se darán cuenta más tarde de que no se trata más que de una treta electoral".

Para lograr una salud de calidad para todos lo que se necesita en la India hoy es fortalecer los servicios de salud pública y no un modelo de privatización de la atención médica, que es esencialmente lo que representa Modicare.

En este sentido, Jan Swasthya Abhiyan (JSA), una coalición india de redes de la sociedad civil que forma parte del Movimiento mundial por la Salud de los Pueblos (PHM, por sus siglas en inglés) y es una aliada de la ISP, enumera una serie de innovaciones de políticas públicas que se necesitan urgentemente para garantizar la salud y la atención médica para todas las personas en la India:

  • Poner en marcha sistemas públicos que garanticen un suministro adecuado de medicamentos gratuitos.
  • Mejorar los centros de atención primaria y los centros de salud comunitarios.
  • Implantar la responsabilidad comunitaria de los servicios de salud públicos.
  • Fortalecer la atención médica primaria en zonas rurales y urbanas vinculadas con los sistemas de salud del Distrito, y
  • Establecer el derecho a la salud.

Ver también