We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

¡Homenaje a Amit Sengupta!

23 Enero 2019
El Dr. Amit Sengupta, una figura prominente en la lucha mundial por el derecho a la salud, falleció el 29 de noviembre en un accidente de natación en la playa de Betalbatim en Goa, India, a la edad de 60 años. Durante cuatro décadas, dedicó su vida a la lucha por un mundo mejor, un combate que priorizaba el fomento del conocimiento científico y de la salud pública para todos.

Se graduó en la Facultad de Medicina de Maulana Azad (Nueva Delhi, India) en los años ochenta y abrió una consulta generalista. Aunque no la mantuvo por mucho tiempo. Convencido de la necesidad de expandir el conocimiento científico y hacerlo accesible a la gente de a pie, dejó su consulta para ayudar a crear el Foro Delhi Science y más tarde el movimiento All India People’s Network (AIPSN). A comienzos de los años noventa, participó en la campaña Total Literacy en India, que ayudaba a enseñar a leer y a escribir a los campesinos pobres.

El Dr. Sengupta dejó su mayor huella como un brillante organizador en el movimiento mundial de salud para todos. El primer paso en esta dirección lo dio en el año 2000, cuando contribuyó a la fundación del Movimiento para la Salud de los Pueblos (MSP).

Los líderes mundiales prometieron «Salud para todos para el 2000» en la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria celebrada en Alma-Ata del 6 al 12 de septiembre de 1978. Cuando esta promesa no se cumplió, se hizo evidente que la gente tenía que luchar para ganarse la atención de salud universal desde abajo. Y esto solo podía ser como salud pública para todos.

Sengupta era uno de estos activistas que vieron la necesidad en el cambio de siglo de actuar en este sentido. Organizaron la primera Asamblea de la Salud de los Pueblos en Savar, Bangladesh, donde los delegados y delegadas aprobaron una Carta de Salud de los Pueblos. Era el inicio del Movimiento para la Salud de los Pueblos.

En los 18 años que siguieron, Amit dedicó toda su energía a impulsar el MSP como una red que se extiende ahora por 70 países y que reúne a organizaciones, académicos y activistas comprometidos con la lucha por un mundo mejor con salud para todos.

Era Coordinador Mundial Asociado del MSP y editor de Global Health Watch (GHW) lanzado en 2005 por el MSP. GHW es la alternativa de la sociedad civil al informe sobre salud mundial de la OMS, y contextualiza el estado mundial de la salud en las dinámicas socioeconómicas y políticas del mundo.

Amit también era el impulsor de WHO Watch, que reunía a jóvenes activistas de la salud y a académicos como observadores voluntarios en las reuniones de los órganos de dirección de la OMS. Examinan los puntos del orden del día de estas reuniones y documentan las actas desde la perspectiva del pueblo, poniéndolos a disposición de activistas de la salud de todo el mundo en tiempo real a través de medios electrónicos.

En los dos últimos años, el MSP se ha convertido en un estrecho aliado de la ISP, y Amit, en nuestro muy buen amigo, hermano y camarada. Tras varias charlas con él, la ISP con mucho gusto puso la sala de conferencias de nuestra sede principal a disposición de los talleres de WHO Watch. También nos enorgullece haberlo tenido en el panel de salud en el 30 Congreso Mundial de la ISP de 2017. Además, Amit Sengupta ha sido la única persona ajena a la ISP que ha contribuido con un artículo, a petición nuestra, para el boletín Derecho a la Salud.

Su muerte es una gran pérdida para todos nosotros. Se le echará de menos no solo por su incansable motivación y contribuciones desinteresadas, sino también por su agudeza, sencillez y gran sentido del humor. Recordaremos su mensaje en el Congreso Mundial de la ISP de que tenemos que luchar políticamente, con marchas en las calles para ganar la completa realización de la atención de salud pública universal. Y tampoco olvidaremos nunca su contagiosa y amable risa.

Damos nuestras condolencias a su esposa, Tripta, y a su hijo, Arijit. Aunque Amit es insustituible, rezamos para que encuentren consuelo en la certeza de que su labor cambió vidas en todo el mundo y seguirá inspirando muchas más hasta que logremos la salud para todos.

Ver también