We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site by the end of the year.

Gobierno brasileño quiere la ayuda de Google para aprobar la reforma previsional

19 Enero 2018
Según una noticia del diario "O Globo", el sitio dirigiría las búsquedas por el tema para el contenido oficial del gobierno. La posible asociación recibe críticas por tratar de manipular a la población, usar datos personales del usuario de Internet y por herir el derecho de acceso a la información y a la libertad de expresión.

El equipo de comunicación del presidente brasileño Michel Temer se reunió con representantes de Google el 11 de enero para discutir una propuesta de asociación sobre la reforma previsional. De acuerdo con el diario "O Globo", el sitio de búsquedas dirigiría al usuario que investiga el asunto al contenido oficial del gobierno. Además, los resultados de la búsqueda tendrían en cuenta el perfil de ese usuario.

"Funcionaría más o menos así: un trabajador rural que colocara el término 'reforma previsional' en el mecanismo de búsqueda recibiría el contenido que explica, por ejemplo, que esa categoría no será afectada por los cambios", explica la nota del diario "O Globo".

Según el diario, el gobierno estaría especialmente interesado en el YouTube. Es decir, tendría como objetivo alcanzar al público joven.

Michel Temer es el presidente de Brasil desde el impeachment de la ex presidenta Dilma Rousseff – proceso que fue considerado como un golpe institucional por gran parte de la sociedad brasileña. Desde entonces, viene ejecutando políticas radicalmente neoliberales. Su propuesta de reforma previsional, que retira derechos adquiridos por las trabajadoras y trabajadores brasileños, tiene la oposición del 66% de la población, de acuerdo con una encuesta de opinión divulgada el 6 de enero.

"La propuesta de desmonte de la Previsión Social emprendida por el gobierno, indebidamente llamada "reforma", no es más que una transferencia de renta al revés, porque retira de los más pobres para aumentar el capital disponible para los fondos de previsión privada administrados por las instituciones bancarias y para el pago de intereses de la deuda pública que el gobierno se niega a auditar", dice Francelino Valença, Director de Formación Sindical y Relaciones Intersindicales de la Federación Nacional del Fisco Estatal y Distrital (FENAFISCO), afiliada a la Internacional de Servicios Públicos (ISP).

Sobre la posible asociación entre el gobierno y Google, Valença dice que el objetivo es convencer a la población, con el uso de "sofismas", de que la "pseudo-reforma" es necesaria e indispensable.

"¡No bastó utilizar millones de reales, dinero público que debería ser utilizado para combatir la pobreza y promover el desarrollo social, en campañas mediáticas! El gobierno intenta, en su último suspiro, promover una asociación con una empresa privada para suprimir de los más necesitados el sueño cada vez más lejano de la jubilación al imponer una edad mínima de 65 para los hombres y 62 para las mujeres, ¡a pesar de que en algunas regiones de Brasil la expectativa es por debajo de los 50!", él protesta.

La noticia de asociación entre gobierno y Google también viene recibiendo críticas de expertos en comunicación y transparencia gubernamental. El periodista Fabiano Angélico, especialista en transparencia y maestro en Administración Pública y Gobierno, cree que usar el dinero público en comunicación sólo puede ser aceptable para informar a la sociedad sobre acciones sociales y/o de interés público, principalmente en los casos en que se espera una acción de la población, como campañas de vacunación o registro de biometría para las elecciones.

"Es decir, tiene sentido usar dinero del contribuyente para mantenerlo informado acerca de algún hecho concreto y sobre el cual no quedan polémicas y para estimularlo a tomar una actitud concreta (ir a la oficina electoral o ir al puesto de salud). Informar sobre un hecho es diferente de informar sobre una versión. La reforma previsional no es consensual, por lo que divulgar la propuesta del Ejecutivo es divulgar una versión, no un hecho", dice.

"En segundo lugar, utilizar información personal para este tipo de acción es un acto abusivo del derecho a la protección de datos personales. Es hora de que empresas como Google (y Facebook), actores privados con enorme poder en el espacio público, se posicionen más firmemente en el sentido de no aceptar compartir abusivamente, principalmente con el poder político y económico, las enormes masas de datos personales que detienen", completa Angélico.

En un artículo publicado el 16 de enero, la periodista Marina Pita, coordinadora del Intervozes, colectivo que lucha por el derecho a la comunicación, escribió:

"Aunque la publicidad oficial acerca de la reforma previsional es abusiva e ilegal, la nueva jugada, de personalizar las búsquedas en línea de acuerdo con el perfil del ciudadano, puede ser aún más grave: no sólo dirige publicidad producida para la manipulación y no a la información (...) pero aún aleja contenidos con puntos de vista distintos, relegándolos a la posición inferior en los resultados de búsqueda. Es una afrenta al derecho de acceso a la información y a la libertad de expresión, a medida que sólo ciudadanos informados pueden emitir opinión libre y consciente."

Ella recuerda que el gobierno federal ha gastado mucho dinero con la publicidad en relación a la reforma previsional – en tiempos de congelación de gastos públicos – y que ha habido demandas judiciales sobre su contenido, considerado más de propaganda de la visión gubernamental que de información a los ciudadanos y ciudadanas.

Ver también