We are building a better web presence. Visit our beta website to take part in a better experience which will replace the current site soon!

Brasil: Miles de personas salen a la calle como prólogo de la huelga general

10 Abril 2017
Dos semanas después de las manifestaciones masivas en contra de las medidas adoptadas por el gobierno de Temer del pasado 15 de marzo, los trabajadores y trabajadoras se movilizaron por todo el país nuevamente el día 31. Las protestas se han considerado un adelanto de la huelga prevista para el próximo 28 de abril.

Marzo de 2017 quedará marcado como el mes en que las trabajadoras y trabajadores brasileños han mostrado su contundente y frontal oposición a los ataques contra derechos de la población que vienen siendo promovidos por el gobierno ilegítimo de Michel Temer. Afiliadas a la Internacional de Servicios Públicos (ISP) han tenido una activa participación en la lucha.

En el Día Internacional de la Mujer, decenas de miles de mujeres protestaron en diversas ciudades por el derecho al aborto, contra la violencia de género y contra la reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno. El 15 de marzo, Día Nacional de la Lucha, Paro y Movilización de la clase trabajadora, huelgas, paros, ocupaciones y manifestaciones multitudinarias paralizaron Brasil.

El pasado viernes 31 de marzo, otra jornada de lucha nacional paralizó el país como prolegómeno a la huelga general del 28 de abril. Las directrices principales fueron el rechazo a las reformas de las pensiones y laboral, y al proyecto de ley que permite la subcontratación indiscriminada, además del lema «fuera Temer». A pesar del gran rechazo social, el proyecto aprobado en el Congreso Nacional fue ratificado por el presidente el mismo día 31 de marzo.

 

Al igual que en los días 8 y 15, la mayor movilización tuvo lugar en Sao Paulo. Los manifestantes se concentraron frente al Museo de Arte de Sao Paulo, en la avenida Paulista y, desde allí, se dirigieron a la plaza de la República. Se calcula que al menos setenta mil personas participaron en la manifestación.

«Los actos de hoy (viernes) son un preparativo para la huelga general que tendrá lugar el día 28 y que paralizará Brasil», dijo Sérgio Antiqueira, presidente del Sindicato de los Trabajadores de la Administración Pública y Entidades del Municipio de Sao Paulo (SINDSEP), afiliado al ISP.

Adelantó que el 12 de abril su organización llevará a cabo, dentro del marco de la campaña salarial, una asamblea frente a la Prefectura de Sao Paulo. En dicho foro se deberá aprobar la adhesión a la huelga general.

«Todos los sectores del funcionariado de la ciudad estarán unidos en la lucha contra la reforma de las pensiones, la reforma laboral y contra el proyecto de externalización, así como en nuestra lucha en el municipio puesto que estamos en contra de las externalizaciones y privatizaciones que el prefecto João Doria quiere llevar a cabo en la ciudad.»

«La reforma laboral promoverá que los alcaldes y los gobernadores de estado se libren del funcionariado mediante programas de jubilación voluntaria, al igual que a través del proyecto de externalización. Pretenden sustituir aún más servicios públicos mediante externalizaciones. Su objetivo es librarse de los trabajadores y de los derechos laborales para crear empleo precario y para acabar con el funcionariado público en los municipios, en los estados y en el país», concluyó Antiqueira.

Almir Rogério da Silva, alias Mizito, presidente del Sindsalud ABC y de la Federación de los Trabajadores de la Seguridad Social del estado de Sao Paulo (FETSS), afronta con optimismo la preparación para la huelga general:

«Nuestra organización ha mantenido conversaciones, ha hablado con los sindicatos y se ha manifestado a través de las redes sociales. Nuestra organización va a llevar a cabo alguna forma de paralización, pero debemos tener en cuenta que las vidas de personas están en nuestras manos y por tanto hemos de ser responsables, aunque con voluntad de luchar y vencer», afirmó.

Ver también